¿Qué tenés que tener en cuenta sobre las nuevas normativas de AFIP para gestionar tu empresa?

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) anunció que desde el primero de abril será obligatoria la emisión de facturas electrónicas por parte de todas las categorías de monotributistas. De esta manera, la obligatoriedad de emitirla regirá también para los contribuyentes de menor facturación, quedando exceptuados sólo aquellos que opten por emitir sus comprobantes mediante el uso de controladores fiscales, quienes deberán solicitar previamente la habilitación del equipo.

Pero los cambios no terminan allí: la AFIP también impuso la renovación de los controladores fiscales por unos nuevos que permitirían realizar el envío de facturas por email. La fecha límite para realizar el cambio de los equipos sería el 31 de Agosto, imponiendo un gran gasto para emprendedores y pequeños comercios.

Teniendo en cuenta esta situación, surgen algunos interrogantes a la hora de analizar qué opción es la más beneficiosa para las PyMES:

Realmente necesito invertir en un controlador fiscal?  La respuesta es no, ya no es obligatorio tener controladores fiscales, lo cual implicaría un impacto innecesario en los costos.

¿Cómo puedo cumplir con los requisitos? La solución para cubrir las nuevas exigencias radica en la implementación de un software de gestión que te permita emitir facturas electrónicas, cumpliendo con los requisitos fiscales, y resolviendo a la vez los procesos administrativos necesarios para el funcionamiento diario de tu negocio. De esta manera, no sólo la inversión que realices va a ser mucho menor, sino que los beneficios para tu empresa van a exceder el simple hecho de facturar.

Para poder emitir dichas facturas, los contribuyentes deberán realizar un trámite en la web de la AFIP, que detallamos paso a paso en el siguiente video:

Soluciones como Zeus Gestión te permiten llevar un control integral de todos los procesos de compra y venta y emitir los reportes específicos e información contable pertinente para organismos como AFIP o ARBA. Vas a poder realizar el seguimiento de cuentas corrientes de clientes y proveedores, controlar tus mercaderías y realizar una reposición inteligente de las mismas en base a sugerencias de compra o transferencias entre sucursales.

De esta manera, no sólo vas a incorporar una herramienta a tu empresa que te permita cumplir con los requisitos fiscales a un costo mucho menor que un controlador fiscal, sino que además podrás automatizar y optimizar los procesos administrativos y contables, incrementando tu productividad y acelerando tareas que ocupan un tiempo innecesario de gestión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *